Semillas de Sésamo tostado

New product

Paquete de 500 g

Más detalles

No hay puntos de recompensa para este producto.


4,69 €

Más

El sésamo o ajonjolí es originario de la India y de África, desde donde llegó a América transportada por los esclavos, quienes utilizaban sus semillas para espesar y dar sabor a gran variedad de platos. En los estados sureños de EE.UU. y en el Caribe, donde el sésamo fue introducido por esclavos africanos, se lo conoce mayormente por su nombre en lengua Mandé: benne. Poseen una elevada cantidad de proteínas, además de ser ricas en metionina, un aminoácido esencial. Las grasas que contiene son insaturadas, es decir 'buenas', lo que junto a su contenido de lecitina y fitoesteroles las convierte en un alimento que contribuye a reducir el nivel de colesterol sanguíneo. Igualmente son destacables sus muy altos niveles de calcio (que interviene en la formación de huesos y dientes), de hierro (que desempeña numerosas e importantes funciones en el organismo), así como de zinc (mineral que participa en el metabolismo de los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas, e incluso previene la impotencia masculina). Aproximadamente, 100 gramos de semillas de sésamo crudo, contienen y aportan:

  • 598 calorías (kcal)
  • 16,7 mg de proteína
  • 58 g de grasas insaturadas
  • 670 mg de calcio
  • 10 mg de hierro
  • 5 mg de zinc

Además de vitaminas de los grupos B y E.

También contienen lignanos, incluyendo la sesamina, un fitoestrógeno con propiedades antioxidantes y anti-cáncer. Entre los aceites comestibles de seis especies, el de sésamo tiene el mayor contenido antioxidante.

Para absorber los nutrientes de las semillas de sésamo es imprescindible tostarlas y triturarlas (con un suribachi o molinillo de café), pero sin llegar a molerlo por completo (el puré de sésamo no tiene tantas propiedades y es indigesto). De lo contrario, se expulsan del organismo sin digerir.

Las semillas de sésamo poseen también buenas cantidades de fibra, por lo que su consumo resulta beneficioso para la regulación de la función intestinal.

Las mujeres de la antigua Babilonia comían halva, una mezcla de miel y semillas de sésamo, para prolongar su juventud y belleza; y los soldados de Roma hacían lo mismo para aumentar su fortaleza y energía.

El sésamo o ajonjolí puede ser consumido de calquier forma y en cualquier plato.

Reseñas

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escribe tu opinión

Semillas de Sésamo tostado

Semillas de Sésamo tostado

Paquete de 500 g

27 productos más en la misma categoría: